sábado, 28 de noviembre de 2009

Smells like FIL spirit.

Yo no sé si ya se dieron cuenta, pero hoy inicia -hoy,hoy,hoy- la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2009, cuyo invitado de honor, a estas alturas, imagino ya conocen en medio de gingles ridículos en la radio y la tele -sigo teniendo pesadillas con eso de "Los Ángeles, la FIL, elei en 2009, más literatura para que la letra sueeene"-.
.
Nadie nos va a dar atole con el dedo: todos hemos vivido un año económicamente difícil. Quienes perdimos nuestra chamba y vimos con ello extraviada la posibilidad de un año más tener acceso a la sala de prensa de EL evento cultural del año, sufrimos el doble: un poco por perder el trabajo, un tanto más por perder la acreditación a la FIL. Para quienes sólo perdieron el trabajo, el asunto se vuelve doblemente difícil: habrá que pagar un boleto a la FIL, como cada año, y además buscar un nuevo empleo, en un tiempo en que ni Walmart, que ya es mucho decir, tiene abiertas sus bases de contratación.
.
Discutiendo con la mesa de redacción de este blog entre copa y copa cuál sería la posibilidad de hacer una entrada previa al evento cultural, que Manuel Falcón bien ha definido en su programa de radio como una "bomba cultural", los treinta y cinco redactores -es un decir... lo de treinta y cinco- llegamos a la conclusión de que lo mejor sería enlistar para ustedes tres razones para asistir a la FIL en tiempos de crisis. Y como ya perdí mucho tiempo platicándoles qué mal nos fue en 2009, concéntrome y escríbome.
.
1. Nunca habrá mejor inversión para los tiempos de crisis que comprar un libro. Claro, al respecto cada quien tiene su versión. Grupo San Carlos y Ara dirán que la mejor inversión es comprar una casa; Mercedes Benz dirá que un carro, y de lujo; Chocolatera Ibarra -que por cierto, presta un año más su estacionamiento gratuito para todos los filiántropos- dirá que no hay como una tacita de chocolate espumoso para salvar la derrota económica; Andrade (A)Ga(r)rín y Vázque (A)Raña insistirán en que lo mejor en que se puede invertir en tiempos de duda financiera es en unos juegos, y si son Panamericanos, mejors. Pero lo que ellos digan me vale soberano cacahuate: cuando les quiten la casa, el carro nuevo, el chocolate y los Panamericanos por no pagar, van a buscar qué leer mientras esperan en la banqueta que surtan el Sólo Ofertas en el Oxxo. Por cierto: si no pueden pronunciar bien "Oxxo", dejen de leer esta entrada y corran a la FIL. Lo suyo es emergente.
.
2. Deudas vienen y van, crisis vienen y van, hambre y pobreza vienen y van. Huicho Domínguez se sacó el premio mayor y luego durante una choricera de telenovela nos dimos cuenta de qué fácil era perderlo -a Huicho... y al premio también-. En cambio la literatura está siempre presente. Ha estado desde que el hombre aprendió a escribir, o un poco antes, y se ha modificado conforme el hombre ha visto en ella la posibilidad de, si no remediar, por lo menos limar sus males. Hoy, a milenios de distancia, el libro existe, casi idéntico además, por sobre otros muchos objetos que han desaparecido en el tiempo y con el tiempo, o modificádose de tal manera que hoy resultan prácticamente irreconocibles. Lo ideal en un tiempo cambiante, pues, es hacerse de un libro, o de una Feria del ídem, tanto mejor, con la cual mantener los pies sobre algo firme -recomiendo Robinson Crusoe, que tiene su isla, y su perro, y su Viernes-.
.
3. Guadalajara no es una ciudad cultural. A duras penas es una ciudad. El único evento verdaderamente diverso y multifacético que tenemos en la materia se llama Feria Internacional del Libro, su entrada vale menos que un hot dog en el Oxxo, y se puede pasar y salir al evento veces interminables con un mismo boleto por día. Eso significa que si usted llega a las 9 y paga su entrada, sale a comer y regresa, y luego sale a cenar y regresa, cada entrada a la FIL le habrá salido en menos de 7 pesos. ¡Qué barato! Haga la cuenta de lo que ha gastado al año en alcohol, radiadores para el coche e impermeabilización de la casa, y descubrirá que la literatura es, potencialmente, más barata que vivir. ¡Qué bonito es lo bonito!
.
Ya las tiene. Si no le satisfacen, búsquese otras. Lo que no puede dejar de lado es estar en la FIL entre hoy y el próximo domingo. Yo, en la medida de mis posibilidades -que ojalá sean bastas- ahí los veo. Chin-chin al que no vea por los pasillos.
.
¡Salud!
.
Hoy inicia la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Los Ángeles, invitado de honor 2009. Nubia Macías sabe hacer Ferias del Libro, no gingles promocionales. I promisse the Fil is gonna be better than "más literatura para que la letra sueeeene".

No hay comentarios: