lunes, 2 de noviembre de 2009

Galería del terror.

Para Alfonso, por la fiesta del disfraz que me faltó.
.
Ya pasó. Si usted no se disfrazó, lamento terriblemente los malentendidos que le obligaron a permanecer en casa. Pero así es la vida, en pleno siglo XXI: un complejo y caudaloso mar de momentos que se pierden en el devenir de un tiempo día con día más cruel e inhóspito. Pero no se preocupe. El Baile de Coma, al servicio de la comunidad -como Canal 5, pero sin padecer de nuestras facultades mentales... todas-, ha decidido hacer hoy un recuento de los cinco disfraces que usted debió vestir el pasado Día de Brujas, y que seguro lo hubieran convertido en el alma de la fiesta -o la barandilla-.
.
No se trata de hacerlo sentir mal, sino de que tome nota. Quizá el próximo año sigan de moda, y usted los prepare con un año de anticipación, por lo que queden bien vestidos. Pero no apresure el paso. Al ritmo cada vez más decadente en que vive la política, seguramente el próximo lunes usted estará de moda si viste cualquiera de estos disfraces. Viene, pues, el listado del terror.
.
Elba Esther Gordillo. Imagine usted la cara de la maestra Gordillo, líder máximo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), apareciendo a su puerta rogando por golosinas, como va a la Cámara y ruega por presupuestos. Un susto, fácil, sí le daba. Y es que esa mujer -es un decir- tiene en su rostro más cirugías que las restauraciones arqueológicas de Chichén Itzá. Con decirles que la Unesco reconoció su rostro como Patrimonio de la Humanidad, no por su belleza, sino por su pasado histórico. Un dato curioso: nadie ha encontrado nunca fotos de la "teacher" Gordillo de joven. Se murmura que fue criada en un laboratorio especial de la UNAM que, a falta de fondos, suspendió el experimento de una maestra criogénica insuperable -estilo Robocop-, lo que degeneró en Elba Esther Gordillo y sus bolsas Prada. Nota alternativa: hay dos formas de crear el efecto "charolazo" de su rostro: echarse un tehuacán con chile en la cara, o comprar una de sus máscaras en las tiendas de magia. Se recomienda el tehuacán, por ser un exfoliante ma-ra-vi-llo-so.
.
Manuel Celaya. El depuesto presidente de Honduras es otro integrante entusiasta de esta galería del terror. Imaginen el caso: en medio de sus intentos por reformar la Constitución de su país y echarse otro mandato de seis años, Celaya fue despertado por una junta militar una madrugada, sacado en ancas de su domicilio -ni se puso los zapatos- y desterrado. Luego, Celaya se dedicó a viajar por todo el mundo para contarle al mundo que él era puro y santo, y el negro de Micheletti el cochambroso. Pero Celaya posee el mismo error terrorífico que Fox: habla demasiado, y usa sombrero y botas -oigan, sí es como para gritar ¡fashion emergency!- Así que, en su paso por naciones como México, se dedicó a jugar ping-pong con la izquierda y a denostar o ignorar a la derecha. Grave error en naciones como la nuestra, donde las polaridades han tomado en ocasiones visos de guerra cívica. Celaya solito se ha ido cerrando puertas que, por su cercanía a naciones econónica y mediáticamente privilegiadas como México, podrían serle de gran utilidad. Eso es como soga política al cuello ¡Mello! Además el disfraz está bien fácil: es como una combinación entre Chente Fox y Secreto en la montaña.
.
Signo de pesos. Estarán muy de moda el próximo 2010 también. El presupuesto nos robó el buen sueño, y el paquete fiscal nos arrebató el de los justos. Nos quedamos como la papa sin catsup, como Sansón sin su melena, como Tarzán sin su puñal... y los puñales son la bola de diputados que no acaban de entender que aumentar impuestos sin reducir el gasto corriente no hace más que triturar a los mexicanos sin anestesia. La industria no crece, la educación se estanca, la economía familiar pende de un hilo. El 2010 será el año de una reforma legislativa que pudo haber sido, y de un par de centenarios que todavía no son. También será la tumba del PAN rumbo a 2012, y el inicio del regreso triunfal de Manlio, Robertito, Bety y otras chicas del montón. Ya lo vi: si no se disfrazan de signo de pesos, disfrácense de PRI. Así sí.
.
Mascota de los Panamericanos. Nadie sabe si es trapecio, romboide, figura abstracta de Picasso o fumadera de Petersen Farah, pero la mascota oficial de los Juegos Panamericanos, un montón de figuras geométricas que pretenden simular un corredor con su antorcha encendida, pero que más bien parecen trazo de colonia mal planeada, o banqueta del Centro Histórico. Habrá qué preguntarle a la Odepa qué pretendía figurar. Yo creo que no sabían qué hacer para promover los Panamericanos entre geometristas, y acabaron por jugar papiroflexia y descubrieron que con una hoja de papel se podía formar un corredor con antorcha -o algo así-. Disfrácense de "antorchín" -un nombre teníamos que inventarle al pobre, caray-. Total, si no les dicen que invitados a la fiesta, siempre quedará la posibilidad de reinstalarse en el Bajío.
.
Hasta aquí llego. Ya hace sueño. "Prometiste cinco, méndigo gañán, trancero, asqueroso vendeideas inverosímiles", ya los oí gritar. El quinto disfraz, pa' que no se quejen, es bien sencillo: agarren un foco, quiébrenelo y clávenselo en ese sano lugar del cuerpo humano en que la espalda deja de llamarse ídem y adquiere voluptuosas formas. ¡Voilá! Son ustedes un trabajador honesto de Luz y Fuerza del Centro. Han pagado el error de gobernantes corruptos y sindicalistas obesos. Ahora, con el foco en el trasero, consigan chamba. Si la CFE no los contrata, allá ustedes. Eso les pasa por juntarse con esa chusma. Calderón, ¿todo bien?
.
¡Salud!

2 comentarios:

Benito.. pero no Bodoque dijo...

Seria un buen disfraz la de la Gordillo, claro si vas a una fiesta donde haya sustos de los buenos. ¡ay nanita! solo de pensarlo se me pone chinita la piel...

Pero ya en un año el disfraz de Luz y Fuerza del Centro no va a quedar, seguro que ya todos lo olvidaremos, como olvidamos que elgún día costo 50 cenavos el camion de GDL.

Benito.. pero no Bodoque dijo...

Pero que buen disfraz el de la Gordillo, pero solo es bueno si vas a una fiesta a asustar, xq si pides dulces te balacean.

Y seguroq ue para un año ya olvidamos a los de Luz y Fuerza, asi como se eolvido que el camión en GDL costaba 50 ecntavos... sniff