viernes, 18 de septiembre de 2009

Certificada.

A los motivos recientes de orgullo de este Baile, se suma la noticia extemporal que acaba de llegar a nuestra redacción, que nos llena de profundo entusiasmo y que nos obliga a cerrar las puertas y hacer fiesta privada: doña Mago, quien a la fecha tiene la osadía de autoasignarse como autora de mis días, acaba de conseguir su certificado de secundaria... ¡y sin estudiar! Resulta que, fiel a la misma sangre que nos ha legado, hizo un examen y el puro examen le hizo ver al INEA que ella sabe lo mismo -o hasta más- que un chamaco de quince años, por lo que sería inútil tenerla sentada en un pupitre tres años, si hasta clases podría dar.
.
Sale muy guapa en la foto, con ese gesto particular que pone cuando anda contenta pero quiere parecer seria, formal. Es un orgullo de mujer: por las decisiones que ha tenido que tomar, por las responsabilidades tardías que ha tenido que encarar, incluso por el modo particular que ha sostenido de no cambiar su perspectiva, aún cuando ésta la pone contra sí misma. Pocas mujeres con ese tezón, ese par de piernas fuertes y esa sonrisa indistinta conozco.
.
Una vez, una amiga suya me dijo, en un comentario freudianamente enfermizo, que yo haría bien en buscar una novia como mi mamá. Lejos de los ascos espontáneos que una aseveración de esa naturaleza podría provocarme, que debería provocar en todo joven con ganas de encontrar a "alguien", he de admitir que la provocación es por demás imposible: encontrar a alguien como doña Mago es proeza tan imposible como ineficaz, porque entender a alguien como ella es tarea igual de complicada. Para quien quiera, se las dejo de tarea.
.
Por lo pronto, venga un abrazo para la matriarca de esta casa, y una sentida felicitación. A lo mejor, y si se sigue portando bien, un día de estos quitamos el tecno de la pista y le ponemos a Frank Sinatra o a Ray Coniff un ratito, para que mueva el esqueleto y se desempolve. Pero habrá que someterlo a votación, presentar un oficio en original y cuatro copias dirigido a la administración del Baile, acta de nacimiento, IFE, pasaporte, credencial de Caritele y boleto para Chabelo. ¿Mucho trámite? Oh, ¿quiere música o no?
.
¡Salud!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

FELICIDADES A DOÑA MAGO MUCHOS TRIUNFOS COMO ESTOS

Gala dijo...

Un abrazo muy fuerte para doña Mago, un beso muy grande también! Felicidades!!!

Y sí en bendito lío te metieron al ponerte a buscar una mujer cómo ella, recuerda que ya nada es como antes...

Saludos hasta la mocha perla tapatía!