domingo, 5 de abril de 2009

¡Por Mercurio!

En estos días, todo es vendible.
El éxito en la vida estriba realmente en saber qué vender.
Donald Trump, magnate estadounidense.
.
Por siglos, los seres humanos de todas las culturas lo hemos hecho. Existen pueblos, incluso, que han basado la totalidad de su cosmovisión en él, y han llegado a figurar en los anales -que es un término muy "feo", pero muy útil- de la Historia gracias a su capacidad para manejarlo, mejorarlo y difundirlo. En torno a su materia prima principal, el dinero o valor de cambio, el comercio ha figurado de la mano del hombre en cada paso desde la institución de los primeros grupos y las subsecuentes sociedades. Más que seres humanos, somo seres comerciantes.
.
Existen múltiples formas de comercio. En el plano de lo inmediatamente económico, ya les comentaba yo alguna no muy lejana vez lo que el trueque es, y lo que para muchos entusiastas desinhibidos hoy día significa. También está ese otro tipo de comercio que todos practicamos a diario, donde el papel moneda, el plástico de las tarjetas de crédito o el tránsito de valores comerciales varios, construyen fortunas y racionan cuentas de activos.
.
En el siglo XXI, el mundo entero está unido por el comercio, al grado de que las bolsas de valores se han convertido en las ágoras modernas, sólo que a una escala mucho mayor de convergencia social de la que figuraba en las plazas públicas atenienses del 900 a. C. El comercio es intercambio y reunión, punto de encuentro de fortunas y pobrezas, de mercados y productos. Más que lo que escribimos, decimos o pensamos, habla de nosotros, de nuestra cosmovisión y evolución, el cómo comerciamos.
.
Todos comerciamos. Yo le vendo a mi jefe la idea de que mi trabajo es provechoso para su empresa, quien a su vez le compra publicidad a algún medio masivo de comunicación. Conozco a hábiles conversadores que le venden la idea a sus novias de que "hay que dar el siguiente paso", y también sé de fabulosas inteligencias femeninas que saben negociar su dotación de placeres para el sexo opuesto -o el propio-. Vendemos y compramos por internet, por celular, por televisión, sin que la distancia, el idioma o la localización constituyan un obstáculo para el intercambio de bienes y servicios. En cierto capítulo de los Simpson, el descarriado Bart le vende su alma a su "teto" amigo Milhouse, y sin ir más lejos, en la vida real existe el caso de hombres y mujeres que han subastado su virginidad -o cosas más inútiles- por recursos como E-bay o Mercado Libre. Más que el Msn o el mensaje de texto, el comercio es el modus operandi de las relaciones humanas en el nuevo milenio.
.
Por todo esto, no debe asustarles el hecho de que El Baile de la Coma añada a su currículum el renglón de ser desde hoy una asociación mercantil. Blogger me ha hecho la propuesta indecorosa, yo lo he discutido con los socios mayoritarios de la firma, y hemos llegado a la conclusión de que Blogger está re' menso si cree que le vamos a ayudar a vender algo a alguno de sus múltiples auspiciantes, y nosotros estamos re' sonsos si creemos que no adoptar una faz comercial -que no de fácil venta, ojo- es "in".
.
Entenderán que a este Baile no le preocupa en lo más mínimo estar "in". Creemos, sin embargo, que es bueno vender algo, de vez en cuando, y que aunque no recibamos más que centavitos en dos o tres años, por lo menos tendremos para ofrecer a ustedes, los comensales, mejores canapés y mejores bebidas. Digo, si hasta el día de hoy éramos "no cover", y la crisis nos alcanzó por detrás, ¿qué otra opción tenemos? Total, si ustedes no quieren comprar, no le piquen al anuncio que aparecerá al final de cada nueva entrada. No sé de qué será la publicidad que Blogger maneje para el Baile, pero les prometo que si atenta a la moral, a las buenas costumbres, o a la estabilidad social... ¡pediremos más de ésa!
.
¡Salud!

1 comentario:

Victor H. Vizcaino dijo...

La frase que citas de mi ídolo Donald Trump, le dio el éxito a tu servidor en una exposición de mercadotecnia, aterriza muy bien tu entrada dicha frase, a mi me sirvió de manera parecida, pero bueno, respecto al comercio, que le vamos hacer, no te dieron opción, negocios son negocios, no es nada personal.

Saludos Cordiales.