sábado, 14 de febrero de 2009

Flying.

Fly me to the moon . Let me play among the stars . Let me see what spring is like . On a-Jupiter and Mars . In other words, hold my hand . In other words, baby, kiss me. . . . . . . Fly me to the moon, Frank Sinatra.
.
Somos magia. Fuera de eso, no se necesita nada más, porque el resto, el resto de las cosas que parten del amor, se fundamentan en la capacidad que tengan ambos partícipes de la pareja, del sentimiento, de dar y generar magia, de ser candiles en la nubosidad del otro, chispas de irradiante calor en la soledad del corazón ajeno.
.
"Sinergia", le acaba de llamar El Apapachoquealivia, que ha sido testigo y partícipe de la formación de esto que me asusta, me revuelve, me contrapuntea, me sorprende, me abrasa, me abraza, me gusta. Yo estoy de acuerdo, y más cuando me ha explicado con manzanas que ella y yo hacemos lo que cierta campaña mercadológica reciente llamaría "alquimia": 1 + 1 = 3, y en nuestro caso, a mucho más que 3.
.
Magia, le llamo yo, y con ello aludo también a un Universo que no deja de sorprenderme desde que yo le remití aquella famosa carta, tema ya hasta agotado en este Baile, solicitándole requisitos para quien debe cubrir el lugar de "pareja" a mi lado, esto ante mi evidente necesidad de más y mejores nuevos tiempos amorosos, y ante mis ganas de empezar de nuevo sobre fracasos recientes.
.
El Universo ha respondido, y yo no tengo la menor duda de que lo ha hecho hasta con mejores características de las que yo pedí, hasta adivinándome deseos ocultos. ¿Por qué me atrevo a aseverarlo así de zopetón, y en pleno 14 de febrero, día en que lo que menos debería uno de hacer sería hablar de amores ideales de reciente arribo? Porque ella lo tiene todo, todo lo que pedí, y fuera de eso no necesito otra razón.
.
Porque la conocí a través de una de las más grandes amigas que Dios ha puesto en mi camino para guiar mis pasos, lo que la dota de certidumbre a mis ojos. Porque cree en Dios, pero antes que en Él, cree en sí misma. Porque ama la cultura, el arte y sus otros tópicos allegados. Porque sabe darme esa mirada que me dice, en un solo golpe de luz radiante, que mis problemas son lo suficientemente simples como para que les halle solución en esta vida, y lo suficientemente preocupantes como para que yo no deje de hacer algo al respecto de ellos.
.
Porque me gana la partida y se apresura a decirme "te quiero", y todavía agrega "y no estoy dispuesta a discutirlo", cuando justo voy a reclamarle puntualmente con un "yo más". Porque ama la música. Porque me hace bailar con su sola cadencia -porque vive con cadencia-, toda clase de ritmos... ¡y hasta banda! Porque me dice, seria ella como es cuando está diciendo una verdad considerable en magnitud, que le gusta como bailo. Porque al bailar, y al hacer otras muchas cosas, tenemos -y sentimos- química.
.
Porque le gusto, y ya ha dicho que no está dispuesta a dejarme ir, así tenga que esperarme, o curar de una en una todas mis heridas. Porque me gusta, y no estoy dispuesto a nada más con ella que quererla y estar por ella. Porque cuando me abraza, mi mundo es otro, y mis dolores y pesares disminuyen hasta casi desaparecer, se nulifican ante su sonrisa. Porque su compañía es como un caldito de pollo en una tarde fría de otoño, y sus abrazos y besos como dos alas de libertad que me ha dado el destino para volar alto por un rato. Porque la quiero, y sobre esta razón no se pone ni el más caluroso sol.
.
Porque le gusta Mafalda, tiene una tortuga llamada "Democracia" y además cree en la posibilidad del voto libre y secreto como fianza para un México más próspero, más nuestro. Porque quiere a los perros más que a los gatos, y es humanista a morir. Porque su mirada me dice mucho, y no necesito verla a fondo para saber que a través de ella me habla, me grita, me implora y suplica. Porque le gusta la lluvia, y el cine de arte, y la sierra y el mar. Porque me habla cada noche jurándome que me extraña, aún cuando ya pasamos todo el día juntos. Porque me da todo el amor que espero, y mucho más. Porque cree en ella, y en mí, y en lo que ambos podemos construir juntos, si nos lo permitimos.
.
El destino sí responde. Los reto a que aprendan de mi experiencia y manden ya sus cartas. No puedo decirles cuánto tardará en responderles, pero sí puedo asegurarles, tras evidente experiencia, que, cuando lo haga, no se arrepentirán de haber pedido, ni de haber esperado, ni de estar dispuestos a amar.
.
¡Salud!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Valla valla, júrame que si fue cosa del universo, yo ya mande como 10, aclarando que tu me recomendaste.
Esa carta también creo que supero tus expectativas, tu felicidad se nota al 110% y debes disfrutarla con esa persona tan especial, deja que el mundo ruede, porque a veces es necesario no presenciar como lo hace, pero en sí, debes saber que para esas cosas no hay instructivos ni buenos consejos, déjate guiar por ti mismo, lo demás que te diga es paja y sale sobrando, suena un poco contradictorio, pero sé que sabrás interpretarlo.

Saludos Cordiales. VHV

kendras3 dijo...

ME ALEGRA SABER QUE AUN Q QUISIST HACER TRAMPA NO TE RESULTO JAJA GOLPES DEL DESTINO GOLPES MUY BUENOS NO SABES QUE FELIZ ESTOY AL ENCONTRAR ALGUIEN COMO TU EN MI CAMINO CADA DIA T QUIERO MUCHO MAS Y TE EXTRAÑO MAS AUN Q TENGAMOS UN SEGUNDO SIN VERNOS T QUIERO MUCHO Y NO ESTOY DISPUESTA A DISCUTIRLO