jueves, 4 de diciembre de 2008

Una corta Feria 6.

Los seres humanos no estamos excentos de cometer errores. De hecho, como que se nos da eso de equivocarnos. Ahora imagínense lo que no ocurre en cuanto a metidas de pata en las organizaciones, que por más que se disfracen de vidrio y edificios elegantes, no deja de ser formulaciones estratégicas de seres humanos que poseen -y, se espera, ejecutan- labores específicas. Ni hablar: errar humanum est, et organizacionem most.
.
Por eso lo que hoy pasó, que amenaza ligeramente con aguadearnos la Feria al equipo de Mujer Hoy, me tiene en proceso de entendimiento, y eso me ha costado trabajo: un error de coordinación entre las distintas partes que elaboramos el semanario de inclusión genérica, provocó que hoy, al llamar yo a La Pau, mi editora, fuera recibido por una muy molesta jefa, quien me dijo que lo que hemos estado haciendo en FIL La Casicasi, La Wendy y un cuasiseguro servidor, al parecer, es practicar largamente el rascado de hombligo profesional.
.
Había que decirle a la jefa, y lo hice, que esta Feria ha sido todo para mí, menos una oportunidad de descansar: la empiezo a las 9, apenas abre, y la termino a las 8 pasadas, a punto de que cierre. Entrevistas, personajes, búsqueda de materiales, se han llevado mis días. Le pedí a la jefa me pasara a La Pau, con la que me entiendo mejor, y le expuse la cuestión: yo no trabajo por el gusto de trabajar, no cuando podría estar pasándomela de lo lindo con mi gaffete de prensa, y mis ganas rotundas de no hacer nada. Pero aquí me tienen, buscándole el lado a las editoriales para poder hacer algo por mi medio, que ya piensa hacerse semanal el próximo año, y que hoy a duras penas puede levantarse quincenalmente, con el esfuerzo de todos los que lo hacemos posible.
.
Para el próximo año, ya acordamos La Pau y yo, la clave será coordinar esfuerzos: redacción sabrá santo y seña de qué haremos en FIL, y nosotros planearemos actividades personales -incluidas entrevistas contactadas- con el único tiempo libre que lo pactado para el periódico nos reste. Y ya. El resto tendrá que esperar.
.
Yo creo en Mujer Hoy como creo en la FIL: ambas organizaciones, con sus seguras -y humanamente causadas- deficiencias, tienen la posibilidad no sólo de ayudarme a crecer, sino de ayudar a crecer a muchos otros. Mujer Hoy es un periódico que busca la equidad de género, que busca informar, que busca llevar la verdad a las lectoras -y lectores, que por algo se llama "equidad de género" y no "supremacía de lo femenino"-, que busca hacer de la nuestra, una mejor sociedad. Sí es posible. No creo en los falsos entendidos, los repruebo: para llegar a lo que buscamos, es necesario que las partes que integramos el proyecto nos comuniquemos con la franqueza y la decisión que hacen grandes a los actos humanos más insospechados.
.
La Casicasi vio retirado de su cuello su útil acreditación de prensa para la FIL. A mí, el gesto me parece excesivo. Creo que no debe castigarse a un empleado por errores que no son todos culpa de él. Eso no se lo dije a la jefa, porque no alcancé, pero lo haré próximamente. Además, hoy he escuchado de incógnito a Myriam Vidriales, la jefa de prensa de la FIL, decirle a un reportero que el próximo año cuidarán tanto a quién dan acreditaciones, que los medios pequeños, como Mujer Hoy, tendremos que apechugar y comprar boleto. Es entonces no sólo el momento de organizarnos, sino de entendernos y disfrutar el resultado de nuestros acuerdos. Ya dije.
.
La FIL, que no tiene en lo absoluto la culpa de nuestros errores, se está llevando a cabo con pompa y garbo. Si no han venido, es porque no quieren. El que no pueda, pida poder y podrá. Organícense, ¿qué les cuesta?
.
¡Salud!
¿Ya vieron qué feriezota? Híjole. El que se la pierda, pierde.

1 comentario:

kazzibeth dijo...

los errores los tienen todos eso no hay duda si no el mundo seria aburrido.

la cordinacion esta mal y se soluciona. lo que si esta cabron es que tu jefa te diga que no tienes que opinas o que te calle el ocico practicamente. y que tu amigo viendo como estas y sabiendo y que irian juntos a algunas entrevistas, no se permita deirle a su amiga, -qeu onda, o que paso, estas bien- todos somos distintos y tomamos las cosas desde distintos puntos de vista eso me quedo claro.