lunes, 29 de diciembre de 2008

Un año menos.

Sólo quiero de regalo
dar la vuelta al calendario
para que estos años
pasen hacia atrás.
Cumplir un año menos. La Oreja de Van Gogh.
.
La sola idea es tentadora: cada año que pase, día por día, en un conteo exacto de horas y envejecimiento generado por el paso del tiempo, lograr ir hacia atrás y ser cada vez más joven. La idea no es mía -la sola posibilidad de que sea mía me pone los pelos de punta-. Le corresponde al grupo español La Oreja de Van Gogh la autoría de una canción que de eso trata: la posibilidad de cumplir cada vez menos años, hasta regresar al punto más maravilloso de nuestras vidas, o lo que evaluemos como tal, en que todo esté bien, nada falte, nada sobre, todo sea un paraíso, un sueño, un ardid de vida.
.
Toda esta reflexión, ya podrán imaginarlo, viene a cuento a raíz de que, pese a mis intentos por refutar la idea o simplemente evadirla, todo el día de ayer me dio por cumplir años. Yo esperaba que el asunto pasase desapercibido, y que el maravilloso y a todas luces festejable primer aniversario de El Baile de la Coma robara toda la atención a la conmemoración de mi nacimiento.
.
Pues no. Sucede que, contrario a lo que yo esperaría, tengo más gente que recuerda mi cumpleaños que la que recuerda la fecha en que este Baile abrió sus puertas. También puedo -¿o debo?- pensar que hay más cantidad de personas que consideran más importante a ésta su pluma que el blog en el cual escribe -o hace el intento-. Como quieran verlo, el punto es que, desde muy temprana hora -9 de la mañana, ¿y en vacaciones? Es más temprano que madrugar-, y hasta pasadas las 12 de la noche, ni mi teléfono celular dejó de recibir mensajes y llamadas, ni el de ésta su casa dejó de sonar.
.
Los hubo de todos: los que mandaron mensaje cuando yo esperaba su llamada, y los que llamaron cuando yo me conformaba con un pequeño texto vía Telcel de su parte-yo soy Telcel, y La Wendy, La Casicasi, La Traviata (ella también es Movistar), La Prisciliana, La Zucaritas...-. También estuvieron los que fueron recordados de ni onomástico por el -bendito- Facebook -es que ya me sumé a la larga lista de gente menuda que se inscribe a la comunidad en internet más grande, internacional y chismorruda-, y ni tardo ni perezosos me dejaron un mensaje en mi Muro -así se llama la suerte de "pizarrón" personal en que la gente que no tiene nada qué hacer (me incluyo) deja mensajes a otros desquehacerados-.
.
También estuvieron los que saben que mi "cumple" es para mí un día más en el año, y prefirieron felicitarme hasta hoy, 29, un día después, con tal de no desatar mi interminable perorata sobre lo "terrible que es llegar a esta edad" (digo lo mismo desde que cumplí 16), o, ya de plano, no felicitarme.
.
Pero bueno. Me pasó el año pasado y creo que en éste con más razón, porque tuve más felicitaciones -¡hasta de un amigo de la primaria, que habló a mi celular a temprana hora sin que yo pudiera, por obvias, desveladas y crecidas razones, reconocerle la voz!-: mi cumpleaños me ha traído la inconmesurable y terrorífica sensación de que voy por la vida haciendo amigos -o relaciones menores- a lo menso, sin oficio, control o atino.
.
Bueno, eso de sin oficio o sin atino es un decir. Sé que todos los que son mis amigos -o a los cuales puedo aventurarme a considerar como tales- han entrado en mi vida en momentos estratégicos y definitivos, aunque luego se hayan ido sin volver, o hayan permanecido sin que yo se los pidiera. Me han dado la mano al necesitarlos, o me han negado su brazo en un momento específico, con lo cual me han fortalecido. Han pedido perdón al cometer errores, y me han perdonado al cometerlos yo -usualmente los míos son más graves-. Tanto sucede esta reflexión hoy día, que he llegado a experimentar la sensación de que el próximo año ya no me pesará tanto "llegar a esta edad", sino no estar tan estratégicamente en la vida de mis amigos en los momentos en que les hago falta.
.
No celebré mi cumpleaños porque me faltaran razones, luego de un año tan cargado de experiencias críticas y dolorosas que no alcanzo aún a asimilar. No celebré mi cumpleaños porque decidí tomarme a "luto" mis 21 para exigir a Dios un mejor año para los 22. Cuando llegue al próximo 28, le dije bien clarito, hacemos cuenta y pachangón. Si el Señor se redime en este próximo 2009, el próximo 28 de diciembre tiro la casa, el changarro y hasta la escuela por la ventana. Si no, nein.
.
Celebré a mi manera. Además de recibir con agrado el abrazo cálido y sincero por parte de mis seres queridos, partí en la tarde a tomar "una ardillita rosada" en un paquidérmico bar en un centro comercial de esta ciudad. Sólo tres acompañantes cercanos y fraternales iluminaron mi tarde: El Apapachoquealivia -quien además merece doble mención, porque pagó las ardillas rosadas, las jirafas verdes y todo el resto de animales multicolores que pedimos-, La Zucaritas -que sigue creyendo en Dios y transmitiendo su creencia en el ejemplo, lo cual es doblemente admirable-, y la edición especial de Cabaret (Bob Fosse, 1972) que entre los dos me regalaron y que ya me eché -es un decir- tres veces, con todo y contenidos especiales.
.
¿Que si tengo algo planeado para el próximo año? Por lo pronto ya soy mayor de edad en el mundo entero -gracias a La Chocopau por recordármelo hoy-, y ya le dije a Dios que, o afloja un mejor año para los siguientes 12 meses, o me veré en la necesidad de cortar relación y hacerlo tratar con mi abogado -no dudo, con el perdón que La Cotejasentaderas me merece, que haya abogados que ganen millones defendiendo en juicios contra Dios... si no los conoceré...- Por lo pronto, y de cualquier manera, me niego rotundamente a pedirle a la vida "un año menos". No porque no me haga falta edad, sino porque he descubierto que los años que cumplo son directamente proporcionales a los amigos que gano, y cambiar amigos por juventud me parece pésimo, por demás de idiota. Es más inteligente, creo, pedirle a la vida más y mejores amigos, en los años que me queden.
.
¡Salud!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

aaaaaagggggguuuuuuSss
amOo tu baiile d la cOmaa :)
soOee tUu faaNSss
jajaja
Me nkanTa cmOo sCriibESs!
te aDmiroO muchOo d vdd <3 ii siguE siemPree asii
fEliiciDadSs x el 1er aNivErsariOo ii x tus 21 añOteeSs!
staa bn.. spERaré para el prOx añOo el paChangoOn ke dicS k hasta aVentaRas la skUela x la vntAnaa
aviiEnta la miiaa tmb d pasoO no :P
tee kiieroO
tee adOroo
i te vUelvoo a keREr (:
cmOo dirá la knciOn d tu ODVG (c abrevia asii??) ("abrevia" c scriBe asii?) jajaj zhalee :S
diskUlparaas las nakaDas k PongoO n stee spAciiO tan fiinoO! :$
ia vz k la k Es naKaa es Nakaa
aiooSs mil bssoos :D :D :D :D
at_ ia sabSs qiien noO?

Victor H. Vizcaino dijo...

Hay una canción de Ricardo Arjona que dice que no le quites años a la vida, que le pongas Vida a los años y me gusta por que tiene mucho sentido, creo que se llama “señora de las 4 décadas”, pero no me hagas caso, me vino a la mente a leer tu entrada y además tu caso no es de 4 décadas, es la mitad y una año mas, UPSSS, se supone que en estos temas escabrosos -como dices tu- no había que entrar en detalles JAJAJA.

Por cierto, te guardo la sección del Mural que se hace llamar MORRAL, una sección especial que alude al día de los Inocentes, esta buenísima, me hice pipi cuando la leí, imagínate!!!!!!, espero te guste.

Saludos cordiales.

Alejandro Bercini dijo...

Dicen que la gente - algunos dir{an genteS - por ahí - aunque no es bueno creer todo lo que dicen - que más vale tarde que nunca. Para esta ocasión en particular he decidido optar por creer el mito urbano, va pues, entre estas líneas medio confusas, mi gran congratulación entre abrazos y buenos deseos por su cumpleaños! un año más de vida no solo para el blog, sino para su escritor también. Cada año más nos trae nuevas preguntas, más filosofía, menos ganas de envejecer, pocas de levantarnos de la cama, dudas, cuestionamientos, divergencias, discrepancias. Va llegando, poco a poco, la madurez mental, la visión adulta del mundo - qué horrible, lo sé - y no nos queda mejor opción que aceptar sonrientes lo que depara el año venidero, el cambio del segundo dígito de nuestra edad. Lo más triste es cuando cambio el primer dígito, pero para ello a usted todavía le faltan algunos años, y aunque se pasen volando, pues usted páselos disfrutando. Feliz cumpleaños!, aunque estemos fuera de tiempo, pero pues si la gente sigue dando feliz navidad y año nuevo incluso después de las fechas en cuestión, ¿por qué no hacer lo mismo con su cumpleaños? Los mejores deseos, vibras y energías para su nuevo año de vida, que sigan cayendo las letras y bailando la coma, que lleguen nuevos ritmos y bailes folclóricos - mientras no sea reggeaton todo marchará bien - con mucho sonido y fiesta. En horabuena mi estimado amigo de letras y mundos blogueriles.

Saludos y abrazos desde Wonderland.

Wendy Piede Bello dijo...

Yo recuerdo más tu cumple que el de El Baile, porque he pasado más tiempo contigo que con tu baile, y porque has cumplido más años tú que El Baile.
Te mandé mensajito para que no me contestaras de mala gana por ser llamada de cumple, jajaja. Aunque ahora que lo pienso pude haberte llamado para cualquier otra cosa.
Si está de ánimos el próximo año, entonces si tendrás tu pastel de chichis.
Por lo pronto un beso y un abrazo que te llegarán pronto.