sábado, 22 de noviembre de 2008

Filia.

Híjole. Que me voy dando cuenta de que falta sólo una semana para la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, y no los he invitado a ninguna actividad en específico, ni he hecho labor proselitista. ¡Qué feo soy! Notarán que estudié para informante, pero lo mío, lo mío, es obligar a la gente a informarme. Ya, no cunda más el pánico. Aquí está su experto en FIL -les juro que si existiera la carrera, la estudiaba y me graduaba con honores-, que no los deja solos -?-, ni cuando van al baño. Empecemos con las recomendaciones, asequibles por igual en http://www.fil.com.mx/, que este año ya tiene espacio para que los cibernautas armen y guarden su agenda. Voy.
.
La Feria inicia el sábado 29 -osea, de hoy en oscho-. A las 11 de la mañana se tiene programada la inauguración, pero es de sabios en FIL reconocer que uno, si no tiene credencial de organizador, prensa o profesional, es decir, si nada más va a entrar en la Feria con boleto pagado (20 general, 15 estudiantes y profes con credencial), podrá visitar la Feria a partir de las 12 o 1, ya cuando el mitote de la inauguración, los premios, los discursos y los aplausos, se hayan ido con el viento.
.
Si no pueden asistir a la inauguración, los invito cordialmente a que, en cuanto los dejen entrar, le lleguen al Pabellón del País Invitado de Honor, que este año alberga a la cultura italiana, y todo ese montón de cosas hermosas y útiles que han legado al mundo, como la pizza o Mónica Bellucci. Dense una vuelta por el Pabellón -hay mapa en el sitio web de la Feria-, y beban café Illy, vean documentales, lean mucho y dense una vuelta por Italia, que viene franca y sencilla, llana y afable.
.
Luego, claro está, pásense a los stands y compren mucho. Ojo, estimados lectores quimosabis: comprar mucho no es sinónimo de gastar mucho. Mi mejor récord en Feria es de 150 pesos, total monetario de la nada despreciable cantidad de seis libros. Seis libros por 150 pesos, y les aseguro que hay opciones más baratas -que no es sinónimo de "malas" o "deficientes"-, nomás que a mí, como siempre, me da "cosa" buscar.
.
Y ya que compraron, no sean tacaños, compren más. Nuestra industria editorial -sí, también es mía, y tuya, y de los que colaboran con los gastos- necesita de la promoción e inversión que los lectores podamos darle. Ya que compraron más, váyanse a comer fuera de Feria -porque dentro, ya se sabe, ni de chiste hay que incar el diente- porque este año, y desde el pasado, la FIL invita tus entradas y salidas del mismo día luego de que compras un boleto. Así es: un boleto al día y puedes salir y entrar cuantas veces quieras, como en jueguito de Selva Mágica, pero sin tanto niño vomitón.
.
Y ya que comieron, no sean gachos y regresen a la Feria. Entren a alguno de los salones de eventos y presencien alguna presentación de libro. Vienen autores buenísimos, y otros que no son tan buenos, pero que igual nos pueden gustar: Elena Poniatowska, Juan Villoro, José Emilio Pacheco, Sergio Pitol, Guadalupe Loaeza, Antonio Muñoz Molina, Ángeles Mastretta, Paco Ignacio Taibo II, et. al. No es necesario que compren sus novedades, pero igual pidan autógrafos y aumenten sus colecciones -de libros y de autógrafos, méndigos groupies-.
.
Y si ya se hartaron de oir a Paco Ignacio Taibo despotricar como niño mensito sobre lo mal que anda el sistema político mexicano, sálganse de ahí y acudan a alguno de los muchos eventos que la Feria ha puesto a disposición del público conocedor en razón del 80 Aniversario de Carlos Fuentes, mismo que ya les he referido yo antes en este su humilde baile. Va a haber ópera en el Diana, presentación de novelas -reediciones y reinterpretaciones-, charlas con los amigos y hasta reunión con jóvenes. Carlitos va a estar dispuesto y contentote: ustédes atásquense, que habrá lodo.
.
Pero si Fuentes no es su "hit", entonces no le fallen a los premios. Este año tenemos el FIL de Literatura en Lenguas Romances -lo que antes se llama "Juan Rulfo" y luego "FIL de Literatura -a secas-"-, que se le va a dar, merecidísimamente, a Antonio Lobo Antunez, un portugués dueño de la imagen -ni pregunten cuál: toda imagen-; también está el Sor Juana, que no falla de tan feminista, y que en esta ocasión se le ha otorgado a la nicaragüense Gioconda Belli; o si lo suyo no es la literatura, está el "La Catrina", que año con año se le otorga a lo mejor de la caricatura mexicana, y que en esta ocasión caerá en manos -es un decir- del inteligente Rogelio Naranjo. Total que hay para todos, y ni cómo decir que no.
.
¿Pretextos? ¿Mucha gente? Este año la FIL crece 1,000 metros cuadrados, lo que redunda en más espacio para aislar amontonamientos y repegones -perdón por los que iban a su surtido anual de embadurnadas de tamal (¡qué guarro me oí!)-, más áreas de descanso y más fluidez de aire en todo el espacio cerrado. ¿Mucha literatura y poco arte vario? No le saquen: Tina Modotti, la polémica fotógrafa italiana amiga de Diego y Frida, será expuesta -bueno, ella no, ni que fuera nudista, su obra-, en Casa Vallarta, y en la explanada de la Feria habrá un 'ingo de eventos musicales -olvidaba decirlo: vienen los Tigres del Norte, por si a alguien le pasaba a interesar-.
.
Ya no hay pretextos. Si tiene niños chiquitos déjelos endilgados a los chavos de trabajo social de la U. de G. en FIL Niños, que este año creció 2,000 metros cuadrados -+ chiquillos + espacio = negocio redondo-. Si no tiene para el estacionamiento, véngase a pata, o en camión, o en su defecto, deje el carro en el estacionamiento ¡GRATUITO! que FIL pondrá a disposición junto a la chocolatería Ibarra, justo frente a la Expo. Para los discapacitados hay rampas y elevadores. Para los mensos, pus libros.
.
Ya están. Matanga al que diga que no invité. Yo voy a estar ahí casi las 24 horas -no estoy las 24 nada más porque la FIL abre 11 diarias nada más-. Si quieren que les dé un tour, me hablan y con gusto me los traigo de filón. La cita es con los libros. La cita es con la FIL. El que falte, tiene espantosa tache, y se sienta con la fea de regreso. Yastuvo.
.
¡Salud!
Faltan -todavía- 8 días para la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Estamos invitados. El que falte no merece esa Feria, y eso está de dar miedo.

1 comentario:

Victor H. Vizcaino dijo...

Vizcaíno, Vizcaíno!!!!.... 5 minutos mas tarde, PRESENTE!!!!!!

Pues la primera tache para tu servidor, y no me importa sentarme con la fea, es muy agradable, y siempre tiene algo que contar, pero no hay que alarmarse, si asistiré, pero no como se tenía planeado, no se por que pero me siento ofendido por uno de los eventos mas cotizados del año, claro esta la FIL, te cuento:

Una mañana fresca y vigorizante, desperté con la ilusión de por fin toparme con Lorena Ochoa en el evento del cual tu servidor fue participe, al despertar me tope con mi saturada agenda y me recordó que tenia junta en las oficinas de tu querida y aclamada FIL, contento y entusiasmado, tome mi petaca y las llaves del coche y me dirigí con rumbo fijo a las saturadas calles de esta nuestra ciudad, al llegar shalashalalala… y se me designo el área de Selección Informativa, después de una hora y media de shalalala, termino, acto seguido me presente a dar a conocer mi horario, el cual fue rechazado con un rotundo y frio “NO, o toda la semana o nada”, ofendido por ser voluntario para realizar HORA DE SERVICIO EMERGENTES, -nótese como digo emergentes, por que aun no me encuentro en la necesidad de realizar mi servicio- me vi en la obligada situación de responder con un rotundo “lo dejo, gracias”.

Después de eso, pensativo y no tan jubiloso partí a mi segundo destino, el Country Club, donde claro esta se me levanto el animo por que pude conseguir en persona el autógrafo de la Golfista Numero Uno del Mundo, Mexicana de nacimiento y Tapatía de Corazón, mi amiga Intima, Lorena Ochoa – que tal!!!!!!!!!, por favor, háblame de Usted – y con su vos no tan femenina me agradeció por mi esfuerzo a mi voluntariado, y automáticamente me vino en mente la FIL, y que crees que pensé?, odio admitirlo, pero lo pensé, mi mente voló y con aires de grandeza se dijo “por que me ofendo, si yo ya me cotizo mas caro que el EURO en cuanto a Voluntariados y cosas de esas, la FIL no es nada para mi, después de semejante participación, en semejante evento”.

Se que me odias después de esta declaración, por que yo me odio por haberlo pensado, sentí… cosas raras, cosas para las cuales no estoy capacitado a describir y menos a escribir, pero si me ofendí, ya que soy de las personas que se pone la camiseta por cosas que le apasionan o le gustan, es mas no solo me la pongo, me la tatuó, y la de la FIL ya estaba tatuada, y ese rechazo hacia mis servicios, me arranco la piel.

Suerte con la FIL, estaré presente, pero me sentiré ajeno, y mira que la prueba es este pergamino que te acabo de dejar, si me odias te entiendo, pero mi admiración y respeto están heridos, y espero me entiendas, para terminar, te felicito por tu entrevista a “Nubia Macías: pasión por su trabajo y alegría por la vida”, hasta en tu diario de la mujer te sigo, lo conseguí en la Cámara de Comercio, por si te lo preguntabas.