viernes, 17 de octubre de 2008

Te veo y no te creo.

Es extraño esto de ver a "grandes artistas" como Metallica, o 30 seconds to Mars, o Belanova, o Katy Perry (bueno, esta última merece más mis respetos), pisando el Aeropuerto Miguel Hidalgo, aquí en Guadalajara, o bañándose en betún en el Auditorio Telmex, o pisando alfombras rojas en lugares donde yo he estado, bambalinas por las que he cruzado (no como artista, sino como corresponsal de otros artistas y otros eventos), y escalinatas por las que he escalado.
.
Extraño y melindroso (osea, que afecta delicadezas). Sucede que toda esta carta de artistas -no pondré comillas a la palabra artistas, pero imagínenlas- llegó a Guadalajara, una ciudad de maizales, calles empedradas y peatones descuidados, microbuseros asesinos y casta religiosa recalcitrante, con la única intención -gracias al Cielo no pasó a más- de protagonizar la más reciente entrega -no tengo el número, ni quiero- de los MTV Music Awards Latinoamérica.
.
Pediría aplausos, pero a mí el eventito, o lo que va con él inmiscuido, no me acaba de caer en gracia. Admito que más de uno de los artistas presentes me late chocolate -ash-, como Juanes, con su capacidad de combinar lo musicalmente latino con corrientes mundiales como el rock o el pop, o Julieta Venegas, cuya simpleza me es muy digerible. Admito también que me gustan los conciertos, y las masas de gente coreando los mismos tonos y las mismas letras.
.
Pero el problema que hiere mi sensibilidad es el hecho doble de que todo este borlote se organice en parte con dinero del Estado, donado a la "noble" causa por nuestro goberna(conlacola)dor Emilio "La monja" González Márquez, y que el borlote mismo lo arme el canal estadounidense de videos y música nacido en 1981 y traído a Latinoamérica con funestos resultados -ahorita les explico por qué, aguanten y retengan- en 1993.
.
Mi panorama oscuro en torno al asunto se debe a que MTV llegó a la escena de la televisión cuando ésta comenzaba a convertirse cada vez más en un medio de "embotellamiento" de las conciencias y la igualdad bobalicona de las masas. A inicio de los ochentas, los jóvenes pasaban cada vez menos tiempo fuera de casa, en mucho debido a la expansión de la inseguridad en las ciudades, y los vínculos amistosos y fraternales se veían reducidos cada vez más por la insidencia de tecnologías de la comunicación alternas, como el Internet, el teléfono celular y el teléfono mismo -en los años ochentas, ya todo estadounidense tenía uno o más teléfonos en casa, cosa contraria a los setenta, cuando sólo uno de cada dos habitantes del país norteamericano tenían acceso directo a una línea telefónica-.
.
Ante esta perspectiva, Warner, y después Viacom, sus dos propietarias en su historia, dieron en el clavo al llevar la música -esa bella arte que, no siempre siendo tan bella, nos llama tanto a los jóvenes- a la caja idiotizadora -osea, la tele-, completando un paquetazo de flojera y convencimiento de masas que ya quisiera el más grande dictador. ¿Para qué hacer amigos, para qué leer, para qué conocer otros mundos, para qué vivir la vida, si puedo sentarme aquí y nomás verla pasar?
.
Pero los gringoides podrían haberse quedado con su programación autodestructiva. No, nunca, eso iría contra sus principios de expansionismo desmesurado. Por eso, tuvieron la genial -igual aquí pongan comillas imaginarias- idea de movilizar los elementos del canal televisivo y modificarlo para que encajara en una de las piezas de audiencia más proclives -o esperados- a ser convencidos: latinoamérica y su eterno gusto por lo extranjero, lo venido de lejos, lo producido por la otredad.
.
Y aquí lo tienen: MTV latinoamérica, en 1993, cuando el PRI devaluaba, Pinochet no acababa de irse (salió del poder chileno en 1981, pero las pugnas por el lugar que dejó y las decisiones en torno sistema político más favorable prosiguieron en Chile hasta entrado el siglo XXI), Cuba seguía proclamando -¿cuándo no?- la vigencia de su revolución comunista, y los jóvenes en toda latinoamérica eran más "vulnerables" a las "malas influencias" de las revueltas, las revoluciones y los conflictos políticos de décadas anteriores.
.
¿Ven? Un clavo para un agujerito milimétricamente medido: Estados Unidos proveyendo televisión musical enajenante a todo un continente, y los jóvenes televidentes del continente negando la realidad, absorvidos por la telera y sus letras insípidas, sus ritmos falsos y sus revoluciones fingidas -¿verdad, Rebelde?-
.
Pero ya qué. Los premios MTV aquí en Guadalajara salieron viento en popa y ahí tienen ustedes a tres o cuatro generaciones de jóvenes paradotes afuera de un Auditorio producto mismo de la inconsistencia institucional esperando entrar y participar en una bacanal de olvido e indecisión. ¿Para qué pensar, para qué reclamar, para qué criticar, para qué señalar, si MTV me satura de imágenes divertidas (como Katy Perry lanzándose a un pastel y bailando en su betún) y me dota de ídolos culturales -que no es lo mismo que cultos- como Moderato o Belinda? ¿Para qué decir que no me parecen ni la inseguridad, ni los fraudes, ni los oscuros manejos sindicales, si con Metallica en mi ciudad estoy contentote? ¿Para qué decir que no quiero la comida que me dan, si la que me dan me llena, aunque no me nutre?
.
Total. Así nos tocó nacer... ¿o no?
.
¡Salud!
Faltan 43 días para la Feria Internacional del Libro en Guadalajara 2008. Este sí es un evento digno, y no mamadas. Ya dije.

2 comentarios:

Wendy Piede Bello dijo...

Yo sólo tengo un enorme ¡JA! para todos... y una entrada.

Victor H. Vizcaino dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, aquí Vizcaíno Reportándose, ya no me extrañes mas. Yo si pido Aplausos!!!!!!!!!!!

Pues yo no se, pero Julieta Venegas me encanto, me fascino, me enloqueció y hasta la piel chinita me dejo, igual que su mariachi, pero en general, estoy totalmente de acuerdo contigo, mamadas a Final de cuentas, y déjate del evento, como bien sabes, mi querido campus Universitario esta a unos cuantos pasos del TELMEX, pues las calles eran un caos al igual que periférico - espera un momento, diario es un caos, en fin- esta ves era mas, a tal grado que la clase de 8pm a 10pm en todo el Campus se suspendió por que periférico seria achicado a partir de las 9pm, IMAGINATE !!!!!!! perdí Estadísticas por eso, a donde iremos a parar, a y recalco la estúpida suspensión de clases el lunes, oseaaaaa, de seguro quien autorizo el día fue un grillero sindical de su época, se que el domingo fue aniversario de la fundación de nuestra máxima casa de estudios, pero REALIDAD, callo en Domingo y nos amolamos, pero a no, lo tenían que recorrer, ahí esta su nuevo rector.

aila, aquí andamos, cero estressss, y cero pozole en el gym. JAJAJA