viernes, 31 de octubre de 2008

Hallo... where?

México tiene muchos monstruos. Digo esto a propósito de Halloween. No vayan a creer que mi intención es hablar de política y otros males, aberraciones y desgastes similares. Mi entrada es temática, no intrigosa o insidiosa. Vuelvo a mi idea, perdido como ando.
.
México tiene muchos monstruos. Lo ataca La Muerte, La Infidelidad, El Narcotráfico, El Fraude, La Corrupción, El Malinchismo, El Prestanombrismo, La Ignominia, La Injusticia, El Embotellamiento, El Partidismo, El Presidencialismo, El Figurín, La Casta. A México, que es más grave que cualquier odio disfrazado de acto alevoso, lo ataca El Olvido.
.
El Olvido viste de gris porque no cree en la diversidad magnífica y estética de los colores, esto porque ha perdido la vista. El Olvido no escucha, no habla, no compone. Recuerda, pero no habla, ni escribe, ni explica, ¿de qué le sirve acordarse? El Olvido carcome, siembra dudas, altera las urnas, facilita los desvaríos, regresa la silla a los dictadores, pierde los juegos, y los vuelve a perder, y los vuelve a perder.
.
Nuestro Olvido es Chiapas, Ciudad Juárez, Tabasco, Sinaloa. Nuestro Olvido es narcotráfico, narcomenudeo, narcosatanismo, narcoreligión. Nuestro Olvido no viste de verde, blanco y rojo, porque para eso tendría que ser patriótico, y a nuestro Olvido hasta la Patria se le ha olvidado. Nuestro Olvido asecha en las sombras, ataca al desprevenido e imposibilita al fuerte. Corrompe el héroe y empodera al inútil. Hace villanos, ciegos, mudos, mensos. Nuestro Olvido es fichera, aventurera y prostituta. Nuestro Olvido nos prostituye.
.
¿Así se los dejo o lo pinto más terrorífico? Podría seguirle. El punto es que ya me olvidé de a qué iba, salvo a hacerles ver que frente a nuestros propios monstruos, los del país y los que cada uno de nosotros trae en su cabecita -porque el monstruo es la personificación del miedo, y no hay miedo si no se le siente, si no se le vive, si no se le adopta-, la soledad, el miedo a equivocarse, la inestabilidad, la inseguridad, la incapacidad para decir "no", y un largo etcétera, frente a todos estos monstruos, diría yo, los de capas y colmillos, sangre falsa y sábanas raídas que nos pintan los gringos -o su cultura globalizada-, serían verdaderos actos de comedia. Ahí déjenlo. Al que le quede la pedrada, que se la acomode en su miedo y provecho le haga.
.
¡Salud!
Faltan (todavía) 29 días para la Feria Internacional del Libro en Guadalajara 2008.

1 comentario:

Victor H. Vizcaino dijo...

Si tus entradas se hicieran para que Armando Manzanero las cantara, serias mas famosos de lo que eres, hiiiiiiiiiiiii. Aplausos.