sábado, 16 de agosto de 2008

110º C

"110º C es la temperatura promedio a la cual el plástico se funde".
Wikipedia.
.
A ver si entendí: nunca cantaron -a lo sumo dos de sus integrantes, cuando muuuucho-, bailaban a medias, salieron de un producto prefabricado para ser otro producto prefabricado -como si dentro de una lata de Pringles viniera otra lata de Pringles-, y de las pocas cosas buenas que hicieron -relativamente hablando- apenas es rescatable el hecho de que vendieron discos por todos lados, fortaleciendo con ello a la industria discográfica mexicana -?-, y de que viajaron por todos lados promocionando sonsos sonetes y letras mal arregladas. Todo eso, y ahora tienen el tino de anunciar su separación, como esperando que todo México llore, o los reggaetoneros por fin tengan un dejo de piedad y se conviertan en la última advertencia.
.
Pero nada. El anuncio de la separación de RBD (Rebelde, pues, nomás que tomaron el apocopado nombre para parecer más rebeldes todavía), nos viene sin cuidado incluso a los que sólo alcanzábamos a estimar -"Estimas a tu perro", dice la proverbial Traviata- a la agrupación -?- por dos o tres temas que tenían la innegable capacidad bochornosa de pegársenos en las amígdalas y hacernos cantarlos todo el santo día.
.
De ahí en fuera, los que sufren son los fans -¿habrá algún metalero fan de RBD? Seguiremos informando-, que seguro irán de rodillas a la Basílica a pedirle a al Morenita que algo en sus descerebrados cerebros los convenza de que necesitan comer, y que comer necesita trabajo, y que el trabajo sólo se obtiene moviendo las piernitas y la quijada, haciendo como que cantan, como si las decisiones las tomaran ellos -bueno, si así fuera, eso explicaría el porqué de tanta ridiculez-.
.
Aunque sé que muchos fanáticos de este Baile sufrirán al saber la noticia -?-, y muchos otros más sufrirán al enterarse que yo no soy tan fanático de RBD como se piensa -aquí sí no cabe el ?, absténgome-, las cosas son, y a lo hecho pecho. Mañana será un mejor día, eso seguro, cuando ya no estén en la radio sus unísonas voces -de los dos de seis que cantaban-, y todos tengamos que ir a buscar en otros grupos sus rítmicas tonadas y sus profundas letras... o mejor no, pues preferible nos será quedarnos sentados viendo la vida pasar.
.
Pero ya vendrán otros, no se preocupen, que recorrerán toda América intentando hacerle ver a la juventud que cero que ver con la mala onda y multiplíquense por cero los choros mareadores de papi y mami. Rebeldes o no, la fabricación de grupos musicales no parará hasta que los jóvenes comprendamos que quitarte un sonido de la cabeza es posible... sobre todo cuando no está hecho más que con amplificador, tres teclas de teclado Casio y mucho sonido láser.
.
Por eso yo no me preocupo. De un cúmulo de fanáticos que, diciendo ser rebeldes, utilizaban el mismo atuendo y cantaban sin cesar las mismas canciones -hasta que aparezca César y lo arruine todo... perdón, chiste local para los fans de 31 Minutos-, ya veo venir a otros que, diciendo ser nerds, o fresas, o punketos, o emos, vestirán "diferente", cantarán "diferente" y hasta dejarán de comer para entrar en los ajustados pantalones que todas las modas requieren, y acto seguido correrán a pedir dinero a sus papis para continuar con la rebeldía -¿qué creían, que se paga sola?-, y los papás, claro está, se lo darán todo a manos llenas, pues no hay nada más efectivo para desentenderse de la educación de los hijos que procurar estén formando parte de un movimiento prefabricado.
.
¡Ouch! Qué punzante me quedó la sopa.
.
¡Salud!

2 comentarios:

Wendy Piede Bello dijo...

Lo único que me ha gustado de RBD, es una blusa que venden en Suburbia y por su marca, calidad tianguis y precio de El Palacio de Hierro -por cierto, ¿cuándo lo abren?-, evité comprar.
Una buena noticia en nuestro país, para distraernos de las malas, de las pendejadas que el chaparrito de lentes está haciendo y por hacer.

Victor H. Vizcaino dijo...

MMM…

Pues no pasa de que saquen una canción de despedida como OV7, y sus fans chillen a lágrima moco y pedo, y después de un tiempo, hagan un reencuentro y todo eso como diría Wendy son mamadas.

Saludos.