domingo, 9 de marzo de 2008

Festivaleando el Festival.

Llego a mi casa tras un día que resultó ser particularmente bueno, de una semana, que se cierra hoy, que resultó ser particularmente buena. Me estoy acostumbrando, y temo que si no me hago a la idea de que todo esto terminará el viernes -final del Festival-, quizá reciba el próximo sábado en un Valle de Lágrimas. Quizá, quizá, quizá.
.
Pero como todavía no es viernes y yo sigo pensando que este fue un día feliz, me dispondré a plantearles brevemente mis andanzas de hoy. Tras encontrarme con La Malagueña en la sala de prensa del Festival, ambos nos "lanzamos" -ajá, con todo y coche espacial- al Fondo de Cultura Económica -colina abajo- para dejar allí algunos de nuestros periódicos. Y el Fondo bastante cerrado. Y nosotros con muchos periódicos y un Festival Internacional de Cine esperándonos colina arriba.
.
Y sobre la colina vimos una muy buena película cuyo nombre es No mires para abajo (Argentina, 2007, les debo el nombre del director). No mires... es una historia fabulosa, que en realidad cuenta dos historias por lo menos, o bueno, la historia de dos enamorados que forman una sola condición. Ella es conocedora de los mantras y otras tantas maravillas espirituales; él ayuda a su hermano en el negocio familiar de fabricación de lápidas. Ella lo enseña a amar y controlar sus impusos; él aprende con dedicación... y se enamora. Todo va viento en popa hasta que ella tiene que irse a España de volón. Él se queda solo, pero conciente de sí, lo cual ya es mucho pedir en una relación que se separa. Buena realización, buen guión, buen elenco. Me quedo con el mantra y los impusos.
.
Y como no nos gusta dejar títere sin cabeza, volvimos colina abajo para ser partícipes del estreno formal de una cinta que yo ya había visto días atrás pero que La Malagueña tenía ávidas (?) ganas de degustar. La cinta fue Enemigos íntimos, del célebre Fernando Sariñana. A La Malagueña le gustó incluso más que a mí y yo me limité a aplaudir a la parte del elenco que, presente en la función, nos miraba como si fueramos jueces crueles de tribunal sangriento. ¿Verdad que no iba al caso? ¿Verdad que somos lindas palomitas dispuestas a dar amor?
.
Y regreso colina arriba acudimos presurosos a una rueda de prensa con Brian De Palma, director estadounidense de cintas como Misión: Imposib... esperen, ¿no había hablado yo ya de él en este blog? Temo que sí, así que se quedarán con las ganas de informarse o lo harán por su cuenta. El punto es que estando en la rueda -que era más bien acumuladero- de prensa, La Malagueña conoció a La Dianacazadora y se hicieron de buena plática -entre mujeres me vea-.
.
Y como La Dianacazadora es a todo dar, nos trepó junto a su camarógrafo en el carro que rentaron para trasladarse durante la semana de duración del Festival, nos paseó un poco, nos invitó los chescos -por fin Tv Azteca me da algo más que programación barata- y nos acompañó -o nosotros la acompañamos, o todos nos acompañamos mutuamente- en la alfombra roja de la presentación de Redacted, la cinta del señor De Palma.
.
Y tras fugaz alfombra ingresamos al Teatro Diana, vimos la película hasta donde el tiempo nos lo permitió -empezó algo tarde- y regresé a casa para enterarme, justo en estos momentos, que estoy invitado a pasar mi semana santa -la mía, que no la de ustedes ni aunque ayuden con los gastos- en Arandas, un pueblito de Jalisco que está bien mono -eso dice mi informante mayor, Doña Mago- y que, además, es cuna de mujeres bellas. No, esperen, no es cuna de mujeres bellas, es cuna de una mujer que es muy bella. Las demás pueden esperarse pa' la otra, pa' la otra vida. Arandas está ahí, las vacaciones en puerta y yo nomás digo: aikir. Cuando se acabe la Muestra -¡ja!-, pero aikir.
.
¡Salud!

1 comentario:

Wendy Piede Bello dijo...

Ernesto Subiela es el director. Estoy en la sala de prensa y esto no es lo mismo sin ti. Besos.