sábado, 23 de febrero de 2008

Cinemató...

Iba a hablar de los Óscares. Iba a invitar a que los viéramos y disfrutáramos juntos de todo el glamour "chick-flick" de las alfombras rojas estadounidenses. Eso hasta que me acordé que, una, no he visto ninguno de los filmes nominados para ninguna de las categorías, y dos, los Óscares son mañana. Eso me otorga otras dos cosas: una, la capacidad para tocar este tema de las alfombras rojas mañana, y dos, la igualmente apetitosa capacidad para hablar de lo mal que me he portado este año con mi buen amigo el cine. . Me di cuenta de esto no hoy, sino hace unos días, cuando mi amiga La Malagueña-Toribia, quien está feliz de la vida con su nuevo nombre (risas por favor) que como leerán le viene de su nuevo hombre, me comunicó con gozo inaudito y singular festejo que nuestro medio -osea, en el que trabajamos ella y yo, ustedes no, ni aunque me ayuden con los gastos- estaba haciendo trámites para participar como medio oficial en el próximo Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Cuando acabó de decirlo sonreía tanto que pensé que acababa de decirme que estaban regalando autos en algún lugar, o libros, o estrellas. . Como me di cuenta que su profundo gozo se borró con mi cara de pregúntamesimeimporta, recapitulé. ¿No estoy feliz de ir a pasearme por cines de toda la ciudad, entrando y saliendo de las salas como Juanpormicasa, mientras entrevisto cineastas y actores a la notengootracosaquehacer? ¿No? ¿Tener mi grabadora prendida todo el día con la esperanza de que reciba declaraciones aisladas pero vendibles no me pone los gustos de punta? Algo debe de andar mal. . Como La Malagueña-Toribia no hizo más que sentarse a mi lado y poner cara de yamematastelailusion, yo rebobiné mis palabras y aclaré: "Es que me choca el protocolo de esos eventos, con tanto artistilla de segunda que porque ya hace cine se siente la divina baba". La Malagueña-Toribia asintió como no queriendo y yo me quedé satisfecho. Sí y no. . Este año, por alguna extraña razón, mis visitas al cine descendieron en picada, en fracción proporcional al aumento de mis visitas a las galerías de arte. Este último año conocí dos nuevos cineastas cuyos nombres no recuerdo ya, mientras que vi -y viví- más de quince exposiciones de artistas locales a los cuales, espero, algún día entrevistaré. ¿Algo está mal? No lo creo. Mi trabajo periodístico me exije presencia en las galerías, porque el cine no está en mi sección, o bueno, sí está, pero de hablar de cine no me encargo -afortunadamente, que mis juicios serían bastante vicerales-, no me encargo, decía, yo. . Ante esta situación, y porque no estuvo en mis deseos de año nuevo -ver entradas primeras, ¡qué rápido se cumplen dos meses!- ver más películas sino entrevistar a más personas, me quedo esperando que para la próxima mis deseos de año nuevo incluyan flamantes visitas a los cines de la ciudad. Me quedo esperando y no, porque de todos modos terminará ganándome la "espinita atorada" e iré al cine lleno de picazón a ver lo primero que se me ponga enfrente. Me conozco mosco. . Lo que sí es un hecho esclarecedor es que cubriré el Festival. Irán conmigo, todo parece indicar, La Malagueña-Toribia, La Casicasi y La Carlos. Probablemente ellas hagan más entrevistas que yo, que espero poder llevar un perfil más reservado. Si ven a Gael García, o a Diego Luna, o a Ripstein -¿ya murió?-, o a cualquier entrevistable, le dicen que me deje recado y yo veo si cuando termine de pensar en marcos y lienzos me doy tiempo para pensar en fotos seguiditas proyectadas sobre manta blanca. Y si dicen que "no gracias"... pregúntenme si me importará. . ¡Salud!

2 comentarios:

Wendy Piede Bello dijo...

Si veo a Diego Luna, le diré que es un pendejo por haberse amarrado a la Sodi con un hijo. Si veo a Gael, lo veré hacia abajo. Mañana veré los Premios Oscar, con todo y alfombra roja. ¿Que qué? Sí, soy culpable porque me encanta reconocer estrellas vestidas de diseñador y ver las banderitas de México que cargan nuestros paisanos.
¿Está confirmadísimo que cubrimos el FESTIVAL (NO MUESTRA)?

Gala dijo...

genial, genial genial!!!
espero que sea muy enriquecedora esa experiencia, cada vez que te leo, me queda más claro que erré la profesión, que tal vez sería un poco más feliz si estuviera allá haciendo entrevistas, y visitando galerías. Pero nunca es tarde para las letras así que no me desesperaré! Disfruta el festival que se pone muy bueno y ojalá que mínimo puedas entrevistar a Jonás Cuarón que es muy guapo y para mi gusto talentoso a pesar de ser tan joven (eso sonó a que el talento está peleado con la juventud, pero no va por allí jajajaj)

Beso y gracias por los comentarios!