jueves, 24 de enero de 2008

Arte a precio fashion.

Quienes viven en la misma ciudad que yo -Guadalajara, la capital nacional del birote-, seguramente conocerán, o por lo menos habrán oído nombrar, una de las plazas comerciales más a la vanguardia en cuanto a tiendas, marcas y artículos de temporada. Me refiero a Plaza Galerías, la que hasta hace poco era para mí no más que un centro comercial plagado de "criaturitas fashion-demoníacas". Para que se den una idea de lo mal que Galerías me caía imaginen que todos los días, a las seis de la tarde, se llena de emos (sí, los mismos que visten, calzan y piensan en negro, viven deprimidos y no saben qué quieren de su vida) que quedan de verse ahí para planear su suicidio colectivo (se están tardando, ¿eh, mijos?)
.
Todo mi odio hacia el centro comercial ubicado en Av. Vallarta y Rafael Sanzio, disminuyó -que no desapareció, porque hoy todavía hay emos a estas horas rondando por sus pasillos- el día de ayer cuando, bien recibidos, hicimos una entrevista a la publirelacionista del centro comercial.
.
Aunque me hubiera gustado entrevistarla sobre la plaga de emos que recibe día con día, la charla giró en torno a una de, a mi parecer, las mejores ideas que ha tenido la administración de la plaza: el Espacio del Arte que funciona, bien y mejor cada vez, desde hace dos años.
.
Se trata de un área despejada que el centro destina al montaje de verdaderos museos y galerías de artistas locales y nacionales. Osea que sí, imaginó usted bien, uno termina de comprar su bolso Prada -o ya de perdis su conito de Mc. Donalds- y se pasa a visitar el museo que cierra cuando el centro comercial cierra y abre incluso desde antes.
.
La persona entrevistada nos explicó que la idea es que cada vez que uno visite el centro comercial se lleve algo diferente. ¡Y vaya que uno sí encuentra siempre novedades en el arte! Me permito, pues, felicitar a la plaza por tan genuina idea y mandar, llevar, obligar a ir, a toda la bola de escuincles que seudosocializan durante las tardes en el, como diría mi amiga La Jirafa, chuquis-nice-mall (ya se darán cuenta del nivel intelectual de La Jirafa, y con ella del resto de visitantes asiduos de la plaza).
.
Ay quir.
.
¡Salud!

No hay comentarios: